Qué es una esencia y qué es un aceite esencial

Aceites Esenciales Pildora 1

La esencia es el alma y la personalidad de una planta. Cuando pensamos en una esencia pensamos en una flor fragante y esto es correcto, aunque no del todo.

Las esencias se encuentras más o menos concentradas en flor, raíz, hojas, tallos o corteza. Es decir, en cualquier parte de la planta, en mayor o menor medida. Las esencias existen en todo el arco del reino vegetal pero solo algunos grupos o familias de plantas van a proporcionar la gran mayoría de los aceites esenciales que utiliza el ser humano.

Pero, ¿a qué llamamos esencias y a qué aceites esenciales?

Mientras estas sustancias aún están en la planta son esencias. Sustancias muy complejas que van a ir y venir dentro de la planta de una parte a otra. Y van a ir cambiando su composición química constantemente. ¿De qué va a depender que cambien y se muevan? Pues del momento en que se encuentre la planta: creciendo, reproduciéndose, muriendo,… Dependerá también del día y de la noche, de la estación del año en la que estemos y del clima.

Cuando el ser humano extraiga la esencia, una vez cortada la planta, volverá a cambiar su composición, ahora sí podremos decir que obtuvimos de esa planta un aceite esencial. Una nueva sustancia diferente a la esencia.

¿Para qué le sirve a la planta la esencia?

Podríamos comparar la esencia de la planta con las feromonas humanas o con el sistema hormonal.

La planta gracias a su esencia:

  • regula el crecimiento de los frutos y de las hojas
  • atrae a los polinizadores que la ayudarán a reproducirse
  • aleja a los insectos u otros animales que puedan perjudicarla
  • en zonas más cálidas protege a la planta de las quemaduras solares y la deshidratación

La planta gracias a su esencia:

Una curiosidad: las flores que no son polinizadas emiten enérgicamente su esencia durante una semana al menos hasta que la flor es fecundada o bien hasta que se marchita y se cae. La flor fecundada deja de emitir su fragancia media hora después de haber sido fecundada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *