Agua de Malva

Agua de malva

 

Agua de malva
Tónico de malva hecho en casa?
 
Pensando que podía hacer con las flores de malva que junté en el campo, se me ocurrió un tónico o agua de malva. La malva es una planta que crece como una hierba, espontáneamente por doquier. En bosques, campos, por lo general al costado de caminos y hasta en solares abandonados en la ciudad. Lo ideal, si vas a recolectar, es que elijas sitios lo más libres de contaminación posible, lejos de carreteras muy transitadas; o para más seguridad, compres las flores ya secas en tu herbolario de confianza.
Esta planta tiene múltiples usos, tanto internos como externos, pero ambos están relacionados.
El activo que obtendremos al  hervir las flores, es un mucílago, una sustancia viscosa que tiene propiedades calmantes, desinflamantes y emolientes.
Para hacer nuestra agua de malva:
 
Hervir durante 2 minutos y dejar reposar  10 minutos más:
 
2 cucharadas soperas de flores secas de malva.
1 taza de agua mineral
                                                             
Colar las flores, dejar enfriar y envasar en un frasco de cristal desinfectado. Conservar en la nevera 3 o 4 días.
Aplicar con un disco de algodón  dando golpecitos suaves como tónico  por la noche y por la mañana  después de limpiar el rostro y antes de la crema habitual Otra opción es ponerlo en una botella con atomizador, y vaporizarlo en la cara y cuello, dejarlo actuar unos segundos y quitar con una toalla el exceso de humedad.
En caso de rosácea o cuperosis, utilizar el tónico pero en forma de compresas con tela o gasa de algodón.
Al igual que hicimos con la malva, podemos hacer tónicos o agua de flores con pétalos de rosas, manzanilla, flores de borraja, flores de naranjo, siempre teniendo en cuenta que al ser un preparado casero y natural, su duración es de dos o tres días, por eso es conveniente preparar poca cantidad y más seguido.
Espero que os animéis a probarlo.
Besos!